Decirle adiós a quien fue el amor de su vida, José José, fue algo difícil para Anel, la segunda esposa del cantante. Quizá por ello, el dolor le ocasionó un colapso durante el sepelio que la obligó a recibir ayuda médica.

Por Carolina Amézquita Pino
Octubre 10, 2019
Anuncio

Finalmente, se llevaron a cabo los funerales de José José en México; donde sus hijos mayores, José Joel y Marysol Sosa, estuvieron a cargo. También estuvo presente su madre y segunda esposa del cantante, Anel Noreña, quien pese a la separación siempre declaró abiertamente que el único y gran amor de su vida fue el Príncipe de la Canción; quizá por ello, no pudo soportar el momento en el que lo sepultaban y sufrió un fuerte colapso que ocasionó el apoyo de los paramédicos del lugar.

gettyimages-1174743912.jpg

“Mi amor, pero no me siento bien”, explicó, con lágrimas en los ojos, Noreña a los medios de comunicación. “Nunca había visto que echaran la tierra [al ataúd]. Perdón. Se siente feo; se siente feo”.

La exmodelo debió ser apoyada por paramédicos y elementos de seguridad para sacarla del Panteón Francés, donde ahora reposan los restos del intérprete de “La nave del olvido”; incluso, debió llegar una ambulancia para sacarla del lugar y darle los cuidados correspondientes.

“Ahí voy, ahí voy”, mencionaba mientras salía del lugar.

Jose Jose

Marysol fue la encargada de explicar qué le había pasado a su madre y porqué debió recibir el apoyo médico; pero aseguró que ya se estaba recuperando de ese breve colapso.

“Todo está bien. Al parecer se golpeó en su rodilla por los empujones”, explicó Sosa a los medios de comunicación. “Está todo en orden. Quizá le faltó un poco de aire porque la empujaron mucho. Es lo que me dijo”.

Anel Noreña se despidió de José José también con una fotografía del día que se casaron.

“Espérame en el cielo corazón. Que mi corazón te has llevado”, escribió Noreña para acompañar dicha imagen que dio a conocer en su cuenta de Instagram. “Siempre serás mi más grande amor. Más allá de la eternidad”.