La medida ha sido aprobada inmediatamente por su madre, la reina Isabel, al tratarse de un hecho sin precedentes de la casa real británica.
Anuncio

Con la intención de aclarar las cosas y limpiar su imagen, Andrés de Inglaterra concedió una entrevista a la cadena BBC. Se había hablado durante mucho tiempo de su amistad con el delincuente sexual Jeffrey Epstein pero él nunca había mediado palabra. Cuando finalmente lo hizo su intervención no fue para nada bienvenida, lo que ha empujado al duque de York a tomar la decisión de renunciar a su función pública.

En vez de aclarar y juzgar al ya desaparecido, sus declaraciones fueron muy confusas y frías, sin empatizar en lo absoluto con las víctimas del que fuera su amigo. Las numerosas críticas estallaron y el palacio de Buckingham terminó publicando un comunicado donde Andrés compartía su decisión.

“Me ha quedado claro en los últimos días que las circunstancias relacionadas con mi asociación con Jeffrey Epstein se han convertido en una interrupción importante para el trabajo de mi familia y el valioso trabajo que se realiza en las muchas organizaciones benéficas que estoy orgulloso de apoyar”, comienza el mensaje.

“Le pregunté a su Majestad si puedo alejarme de los deberes públicos en el futuro inmediato y ella me ha dado su permiso”, añadió ante la sorpresa de todos. Y aunque volvió a lamentar su asociación con Epstein en dicho escrito, ya es demasiado tarde para la gente, que no ha admitido sus disculpas un tanto distantes y poco creíbles.

Su retirada del cargo público representa un hecho sin precedentes en la casa real británica que jamás se había visto envuelta en un caso de tanta gravedad. Un turbio asunto que estaba poniendo en peligro las relaciones de empresas y organizaciones con la familia real. Su entrevista no ha ayudado, siendo considerada un error catastrófico además de un desastre mediático.

A pesar de todo, el príncipe Andrés se ha mostrado dispuesto a colaborar con todo lo que sea necesario acerca del famoso escándalo sexual. Un punto que se echó de menos en su entrevista y que llega tarde para muchos. “Por supuesto, estoy dispuesto a colaborar en las investigaciones si es necesario”, acuñó.