El pasado 24 de julio varios asesinatos tuvieron lugar en dicha localidad, por lo que miembros del gym Commando Studio han dejado de asistir.

By Carolina Trejos
August 01, 2019 06:46 PM

Andrea Legarreta y su esposo Erik Rubin están sufriendo las consecuencias que dejó la balacera que se desató en la Plaza Artz Pedregal, lugar donde se encuentra el gimnasio que ambos tienen en Ciudad de México.

El pasado 24 de julio varios asesinatos tuvieron lugar en dicha localidad, por lo que miembros del gym Commando Studio han dejado de asistir.

Victor Chavez/WireImage

“Las personas que asisten al gimnasio no han asistido en estos días por cuestión de inseguridad, quieras o no siempre te cuestionas si volvería suceder. Es aquí donde te preguntas donde está el cambio que tanto se ha mencionado que va a haber en la ciudad y en el país, en relación a la seguridad que vivimos, la plaza es un lugar seguro y está ajena de ese tipo de cosas a este lugar vienen mis hijas, mis amigos y es un lugar completamente tranquilo, el problema está en que la inseguridad se esparce en toda la ciudad y aunque tú no seas parte de ello, te toca y te afecta, y a nosotros sí nos afectó”, dijo Rubin en entrevista con la prensa mexicana.

A pesar de la inseguridad que actualmente se vive en CDMX, la conductora del Programa Hoy y su familia consideran que es su casa.

“No pienso irme porque esta es mi ciudad y es mi país, pero si estoy cansado de todo lo que sucede, de ver que no avanzamos; hace unos días me quitaron los faros de mi camioneta y enfrente de ella estaba una patrulla, los policías nunca se dieron cuenta que los ladrones estaban descuartizando mi camioneta. La gente tiene miedo hasta de salir de su casa”, aseveró.

Por el momento, Andrea disfruta de unas vacaciones en Irlanda con sus hijas.

Advertisement