¡Conmovedor! La conductora relató que su papá le visitó en sueños, le dio un último abrazo y conversaron. Esta fue la promesa que le hizo.

Por Nuria Domenech
Julio 06, 2020
Anuncio

Ana Patricia está llevando con tremendo pesar la muerte de su adorado papá, a quien estaba muy unida. Juan Gámez dejó una profunda huella en su hija y en toda su familia.

Apenas han pasado siete días y la conductora continúa muy afectada. Pero ayer encontró consuelo en un sueño en el que afirma que su papá le visitó, conversó con él y decidió prometerle algo para que pudiera descansar en paz.

“Pude soñar a mi Papá como tanto lo deseaba, le pude tomar sus manos y darle ese abrazo apretado sin que le doliera, como la última vez que lo hice mientras estaba con vida, le pude decir lo mucho que lo amo como tantas veces se lo dije”, confesó esta hija en pleno duelo, tan solo una semana después de tan devastadora pérdida.

“Se encontraban sentado, fuerte como siempre fue, con una de sus camisas blancas favoritas, en la misma silla donde lo sobaba en sus últimos días”, dijo recordando la larga lucha contra el cáncer que su papá sobrellevó durante cinco años.

Ana Patricia Gámez, papá
Credit: IG/Despierta América

“Pude preguntarle cosas y aunque me dijo que no tiene miedo, sí está preocupado por nosotras, sus hijas. Prometo no llorarle con tanto dolor para que él pueda descansar en paz y que yo pueda continuar ❤”, aseguró en un conmovedor gesto, pensando en el descanso eterno de su querido papá.

“Te amo Papá. Gracias por visitarme en mis sueños”, finalizó.

Así comunicaba el pasado domingo la triste pérdida que abatió a su familia, con un precioso video recordando a su padre.

“UN ABRAZO ETERNO HASTA EL CIELO MI VIEJO. Mi amado Padre: tu partida me deja un gran vacío en mi corazón que intentaré llenar al recordar todas las hermosas experiencias que tuve a tu lado, gracias por la niñez que me regalaste y porque compartí contigo momentos maravillosos también de grande”, escribió bajo las imágenes del recuerdo que se suceden en el clip.

“Eres mi gran guerrero que por 5 años lucho contra el cáncer y como un fuerte roble no te querías dejar vencer, pero Dios así lo decidió y se que hoy estás a su lado. Moriste en paz y ya no sufres más”, añadió con mucho sentimiento.  “Te amaré y te extrañaré por siempre. Gracias por enseñarme desde chiquita a creer en mí misma. Eso mismo le enseñaré yo a mis hijos y siempre tendrán el recuerdo de su gran abuelo que los consentía y jugaba tanto con ellos cada que estabas de visita en Miami. Desde el cielo cuídanos siempre Papá, TE AMO DON JUAN ❤”.