Sumida en la tristeza tras perder a su único hijo hace más de tres meses, la actriz y presentadora española compartió una importante lección de vida que le dejó antes de morir.

Por Leonela Taveras
Agosto 27, 2020
Anuncio

La presentadora española Ana Obregón recordó “entre lágrimas” a su hijo Álex Lequio, quien falleció el pasado mayo tras más de dos años de lucha contra el cáncer.

La también actriz colgó una fotografía familiar en sus redes sociales de unas vacaciones el verano pasado que acompañó con conmovedor mensaje, en el que compartió una importante lección que le dejó su único hijo.

“Se que es una foto que jamás se repetirá y duele indescriptiblemente. He decidido compartirla con vosotros para recordaros que como decía mi Aless: lo más importante de esta vida y lo único que al final de tus días te llevas son el tiempo y el amor que dedicas a las personas que quieres. Nada ni nadie, ni siquiera su partida me van a quitar los infinitos momentos de amor que mi hijo me regaló y su lección de vida”, escribió.

Al cumplirse el pasado 13 de agosto tres meses de la partida del joven, Obregón también rindió homenaje a su memoria y agradeció a las personas que la han acompañado en “este camino de lágrimas” que vive su familia.

“Tres meses sin ti”, comentó en una foto de ambos sonriendo en la playa. “131,131 minutos sin mi mejor amigo, mi cómplice, mi protector, mi amor, mi ejemplo, el hombre de mi vida, mi principio y mi fin, mi hijo”, agregó.

Un mes antes de morir, el joven empresario había sido ingresado en un hospital de Barcelona para recibir un nuevo tratamiento contra la leucemia que padecía desde principios de 2018. Allí se encontraba en compañía de su madre y su padre, el aristócrata italiano Alessandro Lequio, cuando falleció.