El hijo de la actriz y empresaria española falleció de leucemia a los 27 años. Este fue el mensaje que dejó inconcluso en su instagram y que hoy su madre decidió compartir. ¡Cuidado, porque te sacará las lágrimas!

Por Nuria Domenech
Agosto 01, 2020
Anuncio

Fue a mediados de mayo cuando el hijo de la actriz Ana Obregón, el joven Alessandro Lequio Jr., perdió la batalla contra el cáncer con tan solo 27 años, rompiendo en mil pedazos el corazón de su madre y el de todos aquellos que tanto le querían.

En un acto de valentía, la Obregón se decidió finalmente a publicar el últimos post inconcluso que su hijo tenía casi listo para publicar en su feed de instagram y que no tuvo tiempo de terminar, queriendo inspirar al mundo con una gran reflexión en sus últimos momentos de lucha frente a la enfermedad.

Este fue el profundo pensamiento que Aless quiso compartir antes de fallecer y que hoy, día uno de agosto, gracias al valor de su madre, tocará muchos corazones. Saquen el pañuelo, porque van a necesitarlo.

“Hace un mes encontré en tu móvil el último post que escribiste. No tuviste tiempo de terminarlo ni de subirlo”, escribió la española. “He dudado mucho si hacerlo, pero sé que tú querías hacerlo. Hoy lo comparto con todos vosotros de parte de Áless desde el corazón mutilado de una madre”, añadió con el alma en la mano.

Estas fueron las sabias palabras que el joven escribió ante la certeza de que estaba cerca el final de su vida:

“El problema más grande del ser humano - y el mío hasta que me dijeron que tenía cáncer - es la manera de entender la felicidad, de ser feliz. Me he pasado 27 años de mi vida intentando ser el mejor estudiante, graduarme en la mejor universidad , montar empresas y sentirme un cowboy del capitalismo, siempre anclado en el ‘más es mejor.’ Todo precioso y bonito hasta que un día te dan la noticia y no sabes cuantos meses te quedan de vida”, comenzó a escribir Alessandro en un post desgarrador.

Ana Obregón

“En un abrir y cerrar de ojos, te das cuenta de la importancia del ‘tiempo.’ Mejor aún, te das cuenta cómo y con quien quieres invertirlo. ¿Cuántas veces no he estado con mi novia por quedarme enviando correos hasta las 3 de la mañana? ¿Cuántas veces he ido a jugar con mi hermanita pequeña? ¿Cuántas veces habré ido a ver a mi madre? ¿Cuántas la he colgado? ¿Cuántas invitaciones rechazadas al cine con mi padre? ¿Cuántas? ¿CUANTAS?”, se preguntaba al comprender bajo una nueva luz el valor del tiempo.

“No soy nadie para darte un consejo pero quizás, Dios no lo quiera, un día recibas una llamada del hospital después de hacerte una tac, una placa o un análisis de sangre, invitándote a cerrar una cita con urgencia. Quizás ese día se sienten 7 médicos delante de ti y ‘bum’ todas esas metas por ser un as se evaporan”, reflexionó acerca de su propia experiencia.

“Al final, solo te llevas el tiempo y el amor que has dedicado a las personas que quieres, a las qué ... ”, concluyó su post, sin que le diera tiempo a terminarlo ante la última arremetida de su cruel enfermedad.

A este texto tan íntimo y doloroso, su famosa mamá quiso añadirle una posdata:

“Mi Áless , ojalá lo hubiera leído antes de que partieras para decirte que has dado tanto amor en esta vida; a tus amigos, a tu novia, a tu familia y sobre todo a mí, que necesitaría 1 millón de vidas para agradecértelo”, escribió con enorme sentimiento esta madre coraje. “Tu mensaje llegará al corazón de muchas personas”. Y añadió para terminar la etiqueta de Aless for ever.