Ana de Armas reflexiona sobre qué le diría a su yo de hace 15 años, cuando aún le quedaba muy lejos el convertirse en uno de los rostros más aclamados de Hollywood.
Anuncio

Definitivamente Ana de Armas se encuentra en un momento cúspide de su carrera. Si bien la cubana venía recolectando éxitos con sus apariciones en filmes como Deep Water, No Time to Die o Blade runner 2049, el estreno de la cinta en la que interprete a Marilyn Monroe la ha catapultado como actriz.

Por eso hoy en día, en medio del estreno mundial de Blonde, una película dirigida por Andrew Dominik, la joven de 34 años puede reflexionar sobre qué le diría a su yo de hace 15 años, cuando aún no pensaba ser uno de los rostros más aclamados de Hollywood.

En declaraciones exclusivas a People en Español, la actriz aseguró que si pudiera hablar con quien fue hace unos años se diría que es importante ser menos crítica consigo misma.

Ana de Armas
Ana de Armas
| Credit: JB Lacroix/WireImage

"Date un poco de palmaditas en el hombre, porque vas a llegar, está bien, está todo bien", es lo que De Armas se diría de haber tenido la experiencia que ahora tiene.

"Pero a veces soy muy autocrítica y me empujo bien duro a hacer cosas", reconoció.

No obstante, la joven afirmó que esos consejos que hoy se daría no los hubiese seguido hace 15 años atrás. "Tampoco hubiese escuchado mi propio consejo", aseguró.

Blonde, que ya se encuentra en las salas de cine y llegará a Netflix el 28 de septiembre, fue presentada en el Festival de Venecia, donde De Armas recibió una ovación de 14 minutos por su actuación.

El filme, basado en la novela de Joyce Carol Oates del mismo título, ha convertido a De Armas en un mito mundial, y muchos están hablando de que la cubana podría estar camino a las puertas de los Oscars 2023.