Desde hace varios años, Ana Bárbara ha tenido que lidiar con padecimientos de orden alimenticio y ahora rompe el silencio y explica a detalle su situación.

Anuncio

Hace un tiempo, Ana Bárbara fue captada saliendo de una clínica de rehabilitación de desórdenes alimenticios en España. Ahora, la cantante habla a detalle de este conflicto con el cual ha lidiado por muchos años. "[Fueron trastornos alimenticios] lo he dicho y lo sigo diciendo en mis redes sociales", reveló en entrevista con Mara Patricia Castañeda (YouTube).

"Fue mi  historia con tanta depresión y tanta situación que quizá no sabía sobrellevar. Padecía de un trastorno de alimentación desde muy joven, pero no lo identificaba porque iba y venía según el estrés", confesó. "Empecé con el trastorno de alimentación en Miss México, que fue el año 89, 90. No me di cuenta, pero sí fue un poco la presión en la que estaba".

De acuerdo con la intérprete de "Bandido", "el trastorno va más allá de quererte ver bonita" y por cuestiones de tipo estéticas. "Es abandono que sientes contigo misma, abandono de tus papás, traumas y muchas cosas emocionales que se entrelazan, y desembocan en eso. Empecé, pero muchos años lo pude llevar, digamos 'bien' porque estoy viva. Pero los trastornos matan", explicó.

La también compositora explicó que inició con "anorexia, luego mutó a bulimia, a cierta edad"; particularmente, durante su primer embarazo tuvo conflictos para detectarlo por los ascos y vómitos que forman parte de los síntomas. Además, mencionó que tras su divorcio de José María Fernández El pirru, tuvo una recaída importante que la llevó a pesar 57 kilos, que es poco peso para ella que mide 1.75. Por ello, decidió tomar cartas en el asunto. "Tuve que someterme a un tratamiento. Cuando tenía 39 años, recién divorciada", relató.

Mejores looks de belleza Latin Billboard 2021
Credit: Mezcalent

(En mi matrimonio estuve muy bien controlada. A nivel emocional estuve bastante bien; pero el trastorno es como el alcoholismo 'solo por hoy' y tu tienes alcoholismo aunque no tomes ace 20 años. En cinco años, un día te puede dar el bajón y no comes, te vas dejando. Se te olvida comer y comes mal y puede ser fatal", mencionó. "Ya no quería ni estar con mis hijos porque sentía que no los sabía ni educar".

Ana Bárbara considera que "lo bonito es que yo misma dije 'a ver no estoy bien. ¿Qué tengo que hacer para estar bien?'" e ingresó a una institución especializada en trastornos alimenticios y ahora está orgullosa de haber superado esta condición."En este caso dije 'si me estoy dando cuenta y lo estoy viendo, lo estoy sintiendo y no me estoy sintiendo bien para mis hijos, pues va'. Y entonces decidí meterme en una clínica en España", expreso.

"Me pongo una estrella en la frente", concluyó.