Los casos de Ferrera y Witherspoon llegan a sumarse a la lista de reacciones de los famosos a raiz del escándalo del productor director Harvey Weinstein.

Anuncio

A raíz de la campaña Me Too, (‘A mi también') varias famosas están hablando públicamente de sus historias de acoso sexual con ánimo de evitar que más jóvenes pasen por la misma situación.

La actriz America Ferrera, de 33 años, rompió el silencio en una publicación a través de Instagram revelando que fue acosada sexualmente por un hombre mayor a los 9 años de edad.

“La primera vez que recuerdo haber sido agredida sexualmente tenía 9 años”, escribió. “No le dije a nadie y viví con la vergüenza y la culpa pensando todo el tiempo que yo, una niña de 9 años, era de alguna manera responsable de las acciones de un hombre adulto”.

La intérprete de raíces hondureñas dijo que se vio obligada a estar cerca de su abusador, agravando aún más su dolor.

“Tuve que ver a este hombre todos los días durante los próximos años”, continuó. “Él me sonreía y me saludaba, y yo pasaba rápidamente por su lado, con la sangre fría, el estómago se me retorcía por lo que él y yo sabíamos, que [él] esperaba que me quedara callada y le devolviera la sonrisa”, concluyó alentando a sus fanáticas a romper el silencio para que las “próximas generaciones no atraviesen por lo mismo”.

La actriz estadounidense Reese Witherspoon, por su parte recientemente dio su testimonio de agresión sexual en Hollywood, revelando que ella tenía solo 16 años cuando le sucedió por primera vez.

“Esta ha sido una semana muy dura para las mujeres en Hollywood, para las mujeres de todo el mundo, muchas situaciones y muchas industrias se ven obligadas a recordar y revivir verdades horribles”, dijo la ganadora del Oscar en durante su discurso en el evento de la revista Elle ‘Women in Hollywood' el lunes por la noche. “Tengo mis propias experiencias que he recordado y me resulta muy difícil dormir, es difícil pensar, es difícil comunicar mis sentimientos que he tenido por la ansiedad, honestamente, la culpa por no haber hablando antes”.

“[Siento] verdadero asco con el director que me agredió cuando tenía 16 años y enojo con los agentes y los productores que me hicieron sentir que estaba condicionada a quedarme callada por mi trabajo”, reflexionó la actriz de 41 años.

Los casos de Ferrera y Witherspoon llegan a sumarse a la lista de reacciones de los famosos a raiz del escándalo del productor director Harvey Weinstein.