Alicia Sanz revela las razones de su amor por la actuación, mientras triunfa a nivel internacional.

Por Carolina Amézquita Pino
Diciembre 16, 2020
Anuncio

Con tan solo ocho años, Alicia Sanz descubrió su pasión por las artes; así, tomó clases de canto y baile. Sin embargo, decidió inclinarse por la actuación donde se ha labrado un nombre a nivel internacional y asegura que “nunca” pensó en dedicarse a otra profesión.

Credit: Gregg DeGuire/Getty Images

Me encantaba disfrazarme, me encantaba convertirme en otras personas y bailar. Me gustaba todo lo artístico, todo lo que tuviera que ver con expresar”, reveló Sanz a People en Español. “Siento que [actuando] es con lo mejor me sentía, más feliz. Me encanta bailar, bailé mucho años, pero siento que la final la actuación es lo más me llenaba”.

Con trabajos en Estados Unidos como From Dusk till Dawn y Baby Daddy, regresó a su natal España para interpretar en plan estelar a la Infanta Urraca en la miniserie de época El Cid. Su personaje es de una mujer ambivalente ya que puede ser muy fría, calculadora y despiadada, pero, al mismo tiempo, inteligente, fuerte, que deja ver su parte noble cuando se requiere. “Me identifico con Urraca en la parte que soy una persona también fuerte y muy luchadora desde muy pequeñita. Tenemos en común esa fuerza para ir hacia lo que uno quiere, lo que uno sueña”, dijo.

“Leí el primer capítulo y, la verdad, me encantó cómo está a escrito”, relató. “El primer reto fue como hablaban en la época medieval; obviamente, así no es como hablamos ahora, la forma de expresarse, las palabras que utilizaban. Otro reto fue la forma de moverse, de comportarse y [entender] los valores, la forma de ver la muerte”.

Alicia Sanz pasará la Navidad en familia y el próximo año iniciará su participación en un proyecto para televisión. Mientras tanto, está a la espera del estreno de El Cid el próximo 18 de diciembre por la plataforma streaming Amazon Prime.