La invitada de honor del programa de Telemundo dio una lección de humildad según muchos al compartir estas palabras para la que un día fue su amiga de corazón. "Ella no es una mala persona"
Anuncio

Mientras el mundo entero la ve como una mujer monumental, Alicia Machado reconoce que tanto éxito, aunque bonito, también es abrumador.

Desde que saliera de La casa de los famosos como la gran vencedora, ha sido una montaña rusa de emociones en todos los sentidos. Buenas y no tanto. El tener siempre que dar la talla también agota.

Lo bueno es que el público la ha conocido en su salsa, como ella es de verdad dentro de esa casa, así que, una gran mayoría, la entiende, la apoya y la admira más que nunca.

Su visita a La mesa caliente fue un derroche de esa sinceridad que tanto gusta de ella, pero también de serenidad y de ganas de dejar atrás polémicas. Como madre y como mujer, prefiere ocuparse de las cosas positivas y no guardar rencores.

Al ser preguntada por el tema del momento con Gaby Spanic como protagonista, la venezolana no reaccionó como muchos esperaban.

Lejos de atacarla o despotricar de la que fue su amiga y compañera, la exMiss Universo prefirió destacar sus cosas buenas y explicar qué cree que le falla a su compatriota.

"Sigo teniendo mi sentimiento de amistad por ella, sigue estando ahí para ella, y como fui su amiga, donde siempre la protegía y hablaba bien de ella y la he apoyado siempre, por la misma razón, y esa misma razón es la que tiene que analizar y entender, tiene que superar muchas cosas, tiene mucho odio y eso no le deja ver lo maravillosa que es, y no la deja ver el cariño sincero que personas tenemos porque ella no es una mala persona", aclaró a corazón abierto.

Lo que pasó, pasó. En estos momentos, Alicia prefiere centrar su atención en lo positivo de las cosas, que son muchas más y, sobre todo, en su profesión y su papel de madre.

En lo primero sigue arrasando gracias a su obra de teatro Yo sí soy arrecha que ha tenido un lleno total en las ciudades donde se ha presentado. Además prepara su libro para este año, unas páginas donde desvelará secretos y situaciones personales todavía no contadas del todo.

Pero sin duda, es su papel de madre de Dinorah lo que la tiene enamorada de la vida y entregada en cuerpo y alma. No hay nada que supere eso. "Ya nos vamos a ir pero no quiero que lo hagamos sin felicitarte por ser una tremenda madre, una mami sola", le expresó Giselle Blondet con cariño al final de la entrevista.