Mientras su ex, Jennifer López, era captada con Ben Affleck, AROD visitó propiedades en un lujoso barrio y luego comió solito ¡Mira las fotos!

Anuncio

¡A otra cosa mariposa! Alex Rodríguez parece estar cumpliendo sus propósitos de iniciar una vida nueva y sacar de ella "aquello que ya no funciona" ahora que ha vuelto a quedar soltero.

Este fin de semana, mientras las el termómetro alcanzaba temperaturas estratosféricas en Manhattan y su ex Jennifer López era captada una vez más con Ben Affleck, AROD se paseó por Manhattan al parecer en busca de un nuevo apartamento.

El fortachón de 45 años comió solito en el fabuloso Bar Pitti, preferido de las celebridades en la Gran Manzana, y visitando al menos dos propiedades en los lujosos barrios de Tribeca, al sur del Manhattan y el Upper East Side, más al norte.

Citando a deuxmoi Pagesix contó que AROD fue captado caminando cerca de Central Park West y la calle West 81st Street al parecer visitando un apartamento y luego mirando por fuera la torre. Dicha locación es donde se encuentra el lujosísimo edificio Beresford, donde han vivido celebridades como el comediante Jerry Seinfeld, el tenista y comentarista John McEnroe, la actriz Glenn Close y la cantante Diana Ross.

AROD comiendo al fresco y a solas en el fabuloso restaurante Bar Pitt, en el Greenwich Village de Nueva York:

Alex Rodriguez
Credit: Splash News/The Grosby Group

Sorprendido por los papparazi, el orgulloso papá de Ella y Natasha Alexander sonrió e hizo la señal del triunfo:

Alex Rodriguez
Credit: Splash News/The Grosby Group

Claro que la visita podría ser simplemente con miras a una nueva inversión y no sgnificaría una mudanza para el flamante soltero. Como bien sabemos, durante su relación con JLO el ex Yankee compró sendas propiedades en conjunto con la Diva del Bronx en Manhattan, Miami y Los Ángeles, varias de las cuales fueron vendidas posteriormente.

Una de ellas fue un impactante apartamento ubicado en una de las torres más altas del hemisferio de más de 4,000 pies cuadrados y que le costó a la expareja la friolera de $17.5 millones para ser vendida posteriormente, en el 2019.

Fuentes dijeron en aquel tiempo que JLo y AROD habían vendido el apartamento por "el tamaño de su familia, ellos necesitan algo mucho más largo". Quizá ahora AROD quiere algo más pequeño.