La carrera del actor no es tan fantástica como todos creen, según menciona Alejandro Nones, quien gracias a su esfuerzo, ahora recoge los frutos tras el éxito de su más reciente proyecto ¿Quién mató a Sara?
Anuncio

Siendo un niño en su natal Venezuela, Alejandro Nones sabía que la actuación formaría parte de su vida. Lo que desconocía era que para conseguir un lugar en esta competida industria del entretenimiento tendría que sortear muchos obstáculos; siendo el más importante, el aprender a lidiar con las negativas contantes.

"La vida del actor, por más glamorosa que se vea desde afuera, es una carrera complicada. El rechazo es tu día a tu día, donde cualquier excusa es buena", advirtió Nones a People en Español. "[Te dicen] 'no. Es muy alto'; 'no. Es muy bajo'; 'no. Lo estamos buscando más moreno'; 'no. Lo estamos buscando más blanco'; 'no. Lo estamos buscando con los ojos más azules; menos azules'. Las excusas son todas y eso es lo que recibes todos lo días de tu vida".

Afortunadamente, su trabajo en diversas películas, obras de teatro y telenovelas como Pasión y poder, Amar a muerte y La piloto, por mencionar solo algunas, lo están posicionado como un destacado actor joven. Además, su profesión ha tomado una nueva dimensión tras interpretar a Rodolfo Lazcano en ¿Quién mató a Sara?, debido a que dicho personaje lo ha colocado en la mira internacional gracias al éxito que ha obtenido esta serie al posicionarse en el Top ten de 87 países que incluyen Francia, Alemania, Israel, Brasil y Estados Unidos; entre otros. 

"Si esperaba un éxito, pero no a esta magnitud. sabía que estaba haciendo algo importante para mí y para mi carrera, pero jamás a los niveles a los que llegó", confesó. "Es recoger frutos de muchos años de trabajo. Espero que a largo plazo sea ir cosechando también para poder tener mayor estabilidad es una carrera que no tiene estabilidad".

Alejandro Nones
Credit: Cortesía UNIVISION

Pero encarnar un rol tan complejo, le significó convertirse en alguien totalmente distinto a sí mismo. "Un personaje complicado, profundo, intenso; que tiene todo un mundo interno bastante potente. El trabajo fue arduo para encontrar esa energía, esa corporalidad, esa forma de hablar, de respirar, de sentir desde esa intensidad de Rodolfo y con esa culpa que lo carcome, y no ser dueño de su vida", explicó. 

"Soy una persona sumamente dueña de su vida, decisiones, lucha, sueños, de su voz propia y, de repente, encontrarme con este personaje que es totalmente opuesto fue maravilloso", agregó. 

"Los que quiero es encaminar mi carrera hacia donde las etiquetas no tengan peso",

Alejandro Nones

Este actor quiere "contar historias sin fronteras", para ello considera fundamental terminar con los estereotipos. "Me he encontrado, desde que empecé en esta carrera, que todo son etiquetas: 'eres el villano', 'haces telenovelas', 'solo haces esto', 'solo hace lo otro'; no vivo de esa manera. Lo que quiero es encaminar mi carrera hacia donde las etiquetas no tengan peso y donde pueda contar historias que sean profundas, de fondo y me toquen el alma", concluyó.

Alejandro Nones volverá a meterse en la piel de Rodrigo Lazcano el próximo 19 de mayo, fecha de estreno de la segunda temporada de ¿Quién mató a Sara? que se transmitirá por Netflix.