Desde la tarima del Auditorio Nacional, el cantante le dedicó unas palabras. "Las necesita". Además, un nuevo comunicado de la familia confirma la situación "crítica" del artista.
Anuncio

Los últimos movimientos de la familia de Vicente Fernández han dicho mucho más que cualquier palabra sobre el actual estado de salud del patriarca.

La reciente visita al hospital de sus nietas América y Camila y las palabras de su hijo Gerardo asegurando que su padre estaba ya "cansado", denotaban que la gran figura de la canción mexicana ha sufrido una recaída importante.

Una noticia que acaba de ser confirmada con un último comunicado de sus seres queridos. Este sábado, la familia vertía un nuevo mensaje informando del empeoramiento de la salud de Don Vicente. "Su condición el día de hoy es crítica", lee.

Las lágrimas de Alejandro Fernández y las palabras a Don Vicente en su último concierto también confirmaban que el gigante de la música popular mexicana necesita de las oraciones más que nunca.

Desde el Auditorio Nacional de la capital de la ciudad, escenario en el que cantó junto a su padre, lanzó un mensaje lleno de amor y sentimiento.

"Creo que esta es una de las noches más difíciles y creo que el amor y la música es medicinal. Siempre he creído en los milagros", dijo entre canción y canción. "Un aplauso bien grande desde aquí hasta Guadalajara", dijo con los ojos vidriosos.

Sincero y con el rostro preocupado, también aseguró que su padre necesitaba más que nunca esa buena vibra y oraciones. A lo que sus fans, que llenaban el lugar, respondieron con gritos, aplausos y mencionando el nombre de Chente.

Las lágrimas continuaron en medio de la interpretación del tema de su padre "Acá entre nos" en pleno concierto, momento en el que tuvo que parar por la emoción que sentía y que le impedía seguir. El público tomó el control de la letra y la cantó a todo pulmón en su lugar.

Vicente Fernández
Vicente Fernández
| Credit: Mezcalent.com

Detrás de Alejandro, sobre el escenario, se levantaba una imagen en honor al gran Vicente Fernández, su jefe y su mejor maestro, a quien mandamos toda la fuerza y el cariño.