El escritor y empresario llegó al cuarto piso con su grito de guerra "Yes, you can", rodeado del amor de su gente querida y con un festejo a lo grande. ¡Felicidades!
Anuncio

Es el vivo ejemplo de que querer es poder. A través de su grito de guerra y nombre de su empresa Yes You Can, Alejandro Chabán ha celebrado los 40 con ese gesto que siempre lleva tatuado en la cara: su sonrisa.

Su vida, como muchos saben, ha estado llena de retos y momentos de incertidumbre, pero han sido esas dudas y miedos los que le han llevado hasta donde está. Un lugar privilegiado obtenido con el sudor de su esfuerzo y desde el que ayuda feliz a quienes lo necesiten.

Esta semana el venezolano estrenaba década y lo hacía como hay que hacerlo, con todo. En una fiesta en México y frente al mar recibía el nuevo año cargado de ilusión, entusiasmo y un montón de sueños por cumplir.

"Por años he trabajado muy duro, me he caído y me he levantado. Enfocarte en tus metas es importante pero también quererte y celebrar tus logros es parte de la aventura. Hoy te abrazo y te aplaudo de pie Alejandrito. Te has convertido en el hombre que siempre soñaste ser", escribía en su perfil de Instagram.

Así mismo es. El también escritor, autor del libro Dime qué comes y te diré qué sientes (Atria Books), ha alzado su imperio desde el amor y las ganas de tender la mano a los demás, sin más pretensión que la de aportar todo lo que su experiencia le ha enseñado.

En el día de su cumpleaños celebró un año más lleno de dicha y bendiciones. ¡Y también de regalos! Como por ejemplo, este Mercedes que le dejó literalmente con la boca abierta.

Aunque sin duda, no hay mayor obsequio para Alejandro que el cariño y el amor de los suyos, quienes estuvieron presentes en este día tan especial tanto en persona como con felicitaciones públicas en las redes sociales.

De la primeras en felicitarle está su amiga y casi hermana Gaby Espino, quien le deleitó con estas preciosas palabras en Instagram.

"¡Te amo con todo mi corazón! Gracias por estar en mi vida siempre, por ser mi apoyo, mi guía y mi inspiración diaria. Gracias por cuidarme tanto y querer lo mejor para mí. Que este año sea aun más especial que los anteriores, que se cumplan todos los anhelos de tu corazón. Que seas más y más feliz cada día, que te sientas pleno y que vivas siempre en certeza absoluta de que todo lo que sueñas y deseas es posible. Gracias por ser mi hermano, ¡¡te adoro!!", escribió la actriz.

A ambos les une no solo su país de origen y una amistad de muchos años, sino también ese empeño y entrega de corazón a todo lo que hacen.

Solo queda desearte un año lleno de cosas bonitas, esas que tú siempre repartes a los demás. ¡Muchísimas felicidades, Alejandro!