Luego de que su hija Frida Sofía señalara a Enrique Guzmán de haberla tocado inapropiadamente, Alejandra Guzmán se alejó de los medios de comunicación. Ahora, regresó y abordó la controversia.

Por Carolina Amézquita Pino
Mayo 06, 2021
Anuncio

Luego de que Frida Sofía diera a conocer que su abuelo Enrique Guzmán la había tocado de manera inadecuada en sus partes íntimas cuando era una niña, se desató un escándalo. Su madre, Alejandra Guzmán, se pronunció a favor del cantante; lo cual, le ha traído muchas críticas. Ante ello, decidió evitar las apariciones en medios de comunicación. Ahora, la rockera asistió a una emisión para promocionar su más reciente sencillo titulado "Primera y última vez" y veladamente habló sobre la polémica que atraviesa.

"[Escribir] es una catarsis, es mi manera de invertir todo lo malo y sacar algo bueno de todo eso. Como cuando a una concha le entra porquería y vuelve una perla de toda esa porquería. Y eso es todo lo que estoy haciendo yo de toda esta porquería", advirtió Guzmán al programa mexicano de televisión Venga la alegría. "Creo que lo más bonito es poder enseñarle a la gente por donde puede salir en lugar de querer una venganza o de querer callarle la boca a todo el mundo".

Si bien, la intérprete de "Eternamente bella" no habló directamente del conflicto con su hija, hizo diversas alusiones al respecto. "Porqué no la voy a dar [la cara], al final no le debo nada a nadie y tengo ese gusto de ser honesta con la vida, con la gente que ha trabajado conmigo. Siempre he dado lo mejor de mí y lo seguiré haciendo", advirtió. 

alfombra roja premio lo nuestro 2021 alejandra guzman
Credit: Alexander Tamargo/Getty Images for Univision

"Los que a veces dudan que siempre sepan que tienen derecho a hacerlo", agregó. "Estar bien conmigo, a pesar de toda la adversidad que estoy viviendo, es lo que le puedo regalar a mi familia".

Alejandra Guzmán aseguró que "lo que le ofrezco siempre a mi familia es que aquí estoy para la verdad y para ayudar, pero ayudar en serio". Asegura que las experiencias negativas no han logrado destruirla; por el contrario, la han hecho más fuerte.

"Uno cambia con los años y lo que enseña son esos errores, pero en esencia sigo siendo la misma", confesó. "A mí nadie me ha destruido las alas, puede que me hayan destruido el corazón pero las alas jamás me las van a quitar y sé volar, sé volar alto".