November 08, 2018 03:26 PM

Aunque estuvo al borde de la muerte por culpa de las inyecciones que recibió para aumentarse los glúteos, hoy en día Alejandra Guzmán le sonríe a la vida.

No fue fácil. El proceso clínico que tuvo que enfrentar la cantante mexicana para remover de sus glúteos las sustancias tóxicas que le fueron implantadas en una fallida cirugía cosmética en 2009 fue larga y tediosa.

Cabe recalcar que en su afán por afirmar sus glúteos, la roquera se sometió a un procedimiento en el cual le inyectaron metacrilato, una sustancia que se usa para pegar piezas dentales y hacer cubiertas de CD’s.

Mezcalent

“A mi me han cortado parte de atrás [de mis glúteos], mi pecho, pero no me van a cortar mis alas, la voz, las ganas de luchar y de ser yo”, declaró la Reina de Corazones a People en Español.

A través de sus redes sociales, Alejandra publicó un video donde la vemos jugando en una piscina con su mascota mientras muestra orgullosa algunas de sus cicatrices.

“Las cicatrices no marcan a una persona al contrario son enseñanzas de vida y esta mujer es una querrera”, comentó un fan en Instagram.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“[Yo] me someti a la misma operación tuya y se lo que pasas aunque tienes mejor movilidad yo no, pero verte me da fuerzas y trato de hacer algunos movimientos iguales a los tuyos para tener más confianza, gracias por tus vídeos y te digo que mi corazón se arruga”, comentó otra.

Tal Vez Te Guste

EDIT POST