Con la llegada a la pantalla chica de Nuestra Belleza Latina el próximo 26 de septiembre, salieron a la luz unas emotivas imágenes de esta ganadora indiscutible de la vida.
Anuncio

Desde su maravillosa puesta en escena en Nuestra Belleza Latina en 2007, la carrera de Alejandra Espinoza ha ido en ascenso. Muchos logros, a nivel personal y profesional, han marcado su vida.

Con motivo de la presentación de la nueva entrega de este mítico show de Univision, volvió a emitirse una emotiva escena de la conductora durante su participación el programa de reencuentro de las reinas de belleza en 2020.

En él se mostraba emocionada por todo lo vivido y no pudo evitar contener las lágrimas al recordar un momento que la marcó como ser humano.

"Yo vengo de un lugar donde es muy bonito soñar, pero donde no todo el mundo logra cumplir sus sueños. Y yo me arriesgué, me aventé, me lancé pese a que no tenía ningún conocido que trabajara en televisión. Mis papás me apoyaron con un sueño que parecía tan lejano...", había expresado llorando.

Su compañera, la reconocida presentadora Giselle Blondet, la miraba y tampoco pudo contener la emoción al contemplar así a Alejandra, a quien ha visto crecer como profesional y también como mujer.

A día de hoy, la también empresaria es todo un ejemplo de que el trabajo bien hecho y, sobre todo, la ilusión son las llaves de los sueños cumplidos.

Un éxito que ella valora y acepta, pero que no está comparado con el mayor logro de todos, su hijo Matteo. Fue el amor y el apoyo que ella vio en sus padres lo que quiso que jamás le faltara a su pequeño.

"Ellos me dejaban soñar. Me acompañaban a los lugares, me inscribían a clases, pese a que económicamente no sé de dónde sacaban el dinero para hacerlo. Sin embargo, lo hacían. Y yo vi a mis papás y fue que me vino a la cabeza por quién yo lo estaba haciendo", compartió en aquel momento la actriz.

Un testimonio lleno de puro amor y pasión que sigue igual de vivo un año después. Dos ingredientes que Alejandra pone en todo lo que hace y que seguro vuelven a convertir en éxito a NBL.