La actriz de Corazón guerrero ya está de vuelta a su hogar en Estados Unidos, pero antes quiso mostrar cómo ha sido el hogar donde su familia y ella han vivido 7 meses colmados de felicidad y alegría.
Anuncio

El tiempo vuela cuando lo que se hace te hace feliz. Por eso, estos 7 meses en México y rondando la telenovela Corazón guerrero, se han pasado volando para Alejandra Espinoza. Después de despedirse del elenco a lo grande, tocaba decir adiós a su casita en esta ciudad.

Antes de su regreso a Los Ángeles, la actriz mexicana mostró con mucha nostalgia el hogar que le ha acogido tanto a ella como a su familia durante todos este tiempo. Un espacio con vistas espectaculares donde se ha sentido como en casa y que despidió con agradecimiento.

"Ya me fui, ya me voy a regresar a mi casa, es nuestro último día aquí en Ciudad de México", dijo con cierta nostalgia en un en vivo que compartió con sus seguidores en su cuenta de Facebook.

Alejandra Espinoza
Alejandra Espinoza
| Credit: Mezcalent

Se trata de un departamento de lo más amplio con unas vistas de ensueño que como indica la propia Alejandra, "no se ven en todos lados". La terraza donde tantos atardeceres y amaneceres vieron fue también un espacio para que su perrito Aquiles jugase.

"¡Imagínense amanecer a esto, qué bonito! ¿Verdad?", dijo la también conductora del paisaje que veían cada mañana al despertar desde unos ventanales inmensos.

Las amplias habitaciones de matrimonio y de su hijo Matteo estaban conectadas por un baño de lo más luminoso donde se encontraban cada mañana. También enseñó la amplitud del salón donde veían televisión y el comedor donde comían en familia.

Un apartamento muy grande pero también muy funcional para el que tuvieron que rentar los muebles durante este tiempo que lo habitaron. Con los ojos empañados, Alejandra agradeció el haber podido pasar este periodo en un lugar donde han sido tan dichosos y les ha regalado grandes memorias como familia.

"Solamente quería compartirles este videíto, ya me voy para mi casita, a Los Ángeles... ¡hasta la próxima, México City!", se despidió.