El actor mexicano vuelve a la palestra contando sus errores del pasado y sorprende con fuerte revelación sexual.

By Teresa Aranguez
September 19, 2019 08:15 AM

Tiene carita de niño bueno y en realidad lo es pero también ha hecho alguna que otra travesura. Lo positivo de Eduardo Santamarina es que no tiene problemas en reconocerlo. En una serie de entrevistas estos días, uno de los protagonistas de la nueva temporada de El Señor de los Cielos ha hecho fuertes revelaciones sobre su pasado.

Por ejemplo, su dura batalla contra el alcohol. Aunque sabíamos de su lucha por esta adicción, parece que fue un problema muy difícil de superar, más de lo esperado. "Siempre el principio de la película es muy bonito y sí me divertí, yo no digo que no, pero el final de la película es terrible porque tocas fondo, es una enfermedad", reconoció con cara seria a las cámaras de Sale el Sol.

Esa no fue la única confesión que hizo, además de ser infiel a sus parejas, afición que tenía sobre todo antes de su matrimonio con Mayrín Villanueva, el actor reconoció que hizo algo peor.

Precisamente su problema de adicción le llevó a no sólo estar con varias mujeres al mismo tiempo sino a no protegerse durante el acto sexual. Un hecho del que no se siente orgulloso para nada pero que reconoce con toda sinceridad. "Sí, sí, y no acordarte. De eso que te acostabas con una princesita y te levantabas con una rana", dice entre risas pero en serio.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

"A veces sí, a veces no, a capella. Le tienta uno ya saben a quién. Pero siempre me he hecho exámenes y he chequeado porque uno si no tiene salud no tiene nada", aclara sin pelos en la lengua. Ha vivido de todo y precisamente porque sabe de lo que habla ha querido compartirlo con sus hijos mayores, Roberto y Eduardo, fruto de su relación con Itatí Cantoral, con el fin de que al menos sepan los riesgos de las malas decisiones.

Reconoce que el alcohol llegó temprano a su vida, apenas a los 15 años. Su timidez le empujó a darle a la bebida y al ver que la cosa funcionaba y era más fácil lo de relacionarse con los demás pues se enganchó. "Ahí empezó mi carrera de alcohólico", dijo en una íntima entrevista con la periodista Mara Patricia Castañeda.

Afortunadamente el pasado es historia y ahora vive feliz, enamorado de su esposa y con una visión de la vida llena de positivismo y más ganas de disfrutarla que nunca. Eso se nota, ¡felicidades Lalo!

Advertisement