LIVE

Entre lágrimas la actriz agradece el apoyo a sus seguidores, quienes han sido como una terapia, confiesa la exesposa del futbolista mexicano Rafael Márquez.

Por Carolina Trejos
Marzo 27, 2018
Anuncio

La actriz mexicana Adriana Lavat estalló en llanto al confesar con sus seguidores los dolores que le ocasiona la enfermedad que sufre, la fibromialgia.

“Decidí hacer play porque esto es algo que me está pasando de verdad y lo quiero compartir”, compartió entre lágrimas agradeciendo el apoyo a sus seguidores, quienes han sido como una terapia, confiesa la exesposa del futbolista mexicano Rafael Márquez.

“Me motivan muchísimo. Hacer esos videos que estoy haciendo es parte de vencer mis miedos. Creo que hace 200 mil años que no me veía las piernas, y menos así de blancas, pero no pienso asolearme”.

Los videos a los que se refiere la también bailarina y madre de dos son los que publica a través de sus redes sociales, siempre subtitulados con unas palabras de aliento para sus fans que tienen el mismo reto; luchar contra la fibromialgia.

“En fin bailar y disfrutar a pesar de los dolores y bueno ahorita estoy pagando las consecuencias del mambo, pero estoy dando gracias a Dios”, concluyó en su video.

Pero para la artista, de 44 años, la renovación es de suma importancia y siempre con una mirada positiva hacia el futuro, dice que a hay que saber aceptarse a si mismo.

“Las Águilas a los 40 años deben tomar una dolorosa decisión, y es renovarse o dejarse morir. Me encanta su historia, me identifico con ellas”.

Según la Asociación Nacional de Fibromialgia y Dolor Crónico, la fibromialgia (conocido por las siglas «FM») “es una condición crónica y compleja que causa dolores generalizados y un agotamiento profundo, y también una variedad de otros síntomas. Como lo sugiere su nombre, la fibromialgia principalmente afecta los tejidos blandos del cuerpo. El nombre de fibromialgia se deriva de «fibro», o tejidos fibrosos (tales como tendones y ligamentos), «mios», o músculos, y «algia», que significa dolor. Aunque se llamó fibrositosis por muchos años, ahora el nombre preferido es fibromialgia”.