Resumen de la historia de amor de la bellísima actriz mexicana y su esposo.

Anuncio

¡Que viva el amor! La mexicana Adriana Fonseca, esa actriz de fantásticos ojos verdes, acaba de celebrar su octavo aniversario de boda junto a su marido Iker Calderón. El productor llegó a su vida en un momento en el que Adriana estaba totalmente cerrada a una relación, desencantada del amor y a punto de mudarse a Miami para grabar “Corazón Valiente”. Cuando ella menos lo quería y mucho menos lo esperaba, nació el flechazo. ¿El gancho de Iker? Su simpatía, su inteligencia y sí… ¡Que sabía bailar como Michael Jackson!

iker-calderocc81n-adriana-fonseca-4.jpg

Su noviazgo transcurrió en Miami, donde grababa Adriana de lunes a domingo. Después de algunas visitas de Iker, al pasar seis meses entendieron que la distancia no funcionaría, e Iker decidió abandonar todo en México para irse a vivir con ella a Florida. “No fue nada fácil” –asegura Adriana- “Era la primera vez que los dos vivíamos con alguien más y adaptarnos fue muy complicado”. Que sigan juntos ocho años después, indica que el esfuerzo mereció la pena.

adriana-fonseca-iker-calderon-1.jpg

Se casaron los dos solitos por lo civil después de dos intentos. La primera vez fueron arregladísimos, dignos del solemne momento, y se encontraron con que el registro estaba cerrado. La segunda vez, ya más de trámite y en martes: “En martes, ni te cases ni te embarques”, bromea Iker. Y así, sin fotos ni videos, les casó un nigeriano al que apenas entendieron porque entre su acento y el de ellos, todavía no están muy seguros de qué se dijeron. ¿Los testigos? Como no tenían, les prestaron un par que deambulaban por allí cerca. Por cierto, nos cuentan que hicieron todo al revés: primero fue la boda, luego el anillo y luego la pedida. Desde luego, originales fueron.

iker-calderon-adriana-fonseca-3.jpg

Le preguntamos a Adriana cuáles son los cinco trucos que funcionan para que una pareja perdure en el tiempo. Aquí van sus inteligentes tips:

1.- “Lo primero es quererse uno mismo. Es el primer secreto para poder amar a otra persona. Si no te quieres a ti mismo, lo tendrás mucho más difícil”.

2.- “Comunicación, es de lo más importante. Escuchar detenidamente cuando nos hablan”.

3.- “Aceptar las diferencias con amor. Tener paciencia, MUCHA paciencia y compasión a la hora de compartir nuestros puntos de vista sobre ellas”.

4.- “Apreciar, sentir gratitud, enfocándonos en lo positivo de la relación”.

5.- “Tu relación no es fastfood. Si hay un problema respira, detente antes de reaccionar y no pienses en romper sin pensar antes en las soluciones.”

¡Gracias Adriana! ¡Feliz aniversario!