Alfredo Adame dio por terminado su romance con Susan Quintana, quien realizó una serie de declaraciones en contra del actor. Ante tales afirmaciones, el actor decidió emprender acciones legales en contra de su ex pareja.

Por Carolina Amézquita Pino
Noviembre 30, 2018
Anuncio

Tras confesarse muy enamorado de Susan Quintana, abruptamente, Alfredo Adame dio por terminado su romance con esta jalisciense, quien realizó una serie de declaraciones en contra del actor. En un inicio, el intérprete de Hugo Arteaga en la telenovela “Por amar sin ley” la defendió, pero, ante tales agresiones, decidió emprender acciones legales en contra de su ex pareja.

“Vengo a presentar una denuncia penal en contra de la señora Susana Quintana Preciado por conductas inapropiadas que consideran los señores abogados que son motivo de un delito, de delitos”, dio a conocer Adame a los medios de comunicación. “La conducta delictiva de esta persona que, de repente, empezaron a salir cuestiones, audios e informaciones [privadas del actor]”.

Alfredo Adame

El histrión reveló que ante la desconfianza contrató a un investigador privado para que averiguara más detalles sobre Quintana; así, se encontraron diversas irregularidades en la vida de esta mujer que podrían haberlo puesto en peligro o convertirlo en víctima de algún delito perpetrado por ella.

“Salieron muchas cosas muy negras y muy oscuras”, explicó. “¿A qué venía esta señora conmigo? ¿Para que me contactó? Podría ser una extorsión, podría ser incluso un secuestro, un chantaje, un robo”.

Susan Quintana y Alfredo Adame

La situación jurídica también incluye otra demanda de tipo civil; por lo tanto, Susan Quintana deberá viajar desde Guadalajara, donde reside, a la Ciudad de México para responder a las acusaciones en su contra, producto de dos procesos legales distintos; además, la denunciará por el maltrato que ejerce a su hija que sufre del Síndrome de Asperger y ya se solicitaron medidas de restricción para protección de Alfredo Adame.

“Viene otra demanda que es la civil, donde vienen otras cosas, lo que es el daño moral”, agregó. “A mí me hizo mucho daño emocional, mucho daño moral, mucho daño patrimonial, incluso”.