La co-presentadora de Un Nuevo Día va despacio pero sin pausa. Los resultados de su dieta son más que evidentes y ya se empiezan a apreciar.

Por Teresa Aranguez
Abril 02, 2020
Anuncio

Uno de los propósitos de Adamari López al estrenar el 2020 fue estar saludable por su bien y por el bien de su hija Alaïa. Calidad de vida, ese era su objetivo y en eso está como toda una luchadora que ha demostrado ser.

Tras ponerse en manos del programa de puntos WW, del que es embajadora, la conductora puertorriqueña empezó a cambiar de hábitos alimenticios. El resultado salta a la vista. No ha sido cosa de días ni semanas, han sido necesarios casi tres meses para empezar a ver la evolución.

Su participación esta semana en Un Nuevo Día ha llamado la atención de sus seguidores quienes han visto una notable transformación en su figura.

Aunque todavía queda un largo camino por recorrer, lo cierto es que Adamari está en el carril adecuado cumpliendo las indicaciones pero sin obsesionarse ni que se le vaya la vida en ello.

La feliz mamá de Alaïa nos sorprendía estos días apuntándose a las clases de baile de su pareja Toni Costa en las que dio absolutamente todo y demostró estar en plena forma. Aguantó la hora de principio a fin convirtiendo el ejercicio en otra parte importante de este proceso.

“Es bastante lo que has bajado”, “Se está empezando a notar”, “Prontito llegarás a la meta”, “Sigue el Zumba”, “Estás más delgada“, “Cada vez más bella”, dicen tan solo algunos de los halagos de sus seguidores.

El proceso continúa pues más que algo temporal Adamari quiere adaptar estos hábitos saludables a su vida diaria para siempre. Una decisión muy acertada que ya está teniendo sus frutos.