Aunque hoy es la mujer más feliz del mundo, la conductora reconoció que su divorcio con el cantante fue la etapa que le dejó "más estática emocionalmente".

Anuncio

Feliz, enamorada y con ganas de todo. Así vive la vida Adamari López. Llegar donde está ha supuesto superar algunos obstáculos que hoy en día ya están atrás y que le han convertido en la mujer fuerte y luchadora que es.

En una entrañable entrevista con Viviana Gibelli, la actriz abrió su corazón y sin rencor alguno se sinceró sobre una de las etapas más complicadas de su trayectoria personal: su divorcio de Luis Fonsi. "Fue una etapa difícil de superar, difícil de entender, difícil de procesar", explicó a la periodista. "Yo no me casé para divorciarme".

Hoy en día es un capítulo cerrado y sanado, pero al ser cuestionada por la comunicadora venezolana reconoció que supuso un momento muy doloroso. "Fue el momento en que más estática emocionalmente me quedé", admitió la también actriz.

Con esa calma y ese amor que solo ella desprende, admitió que no es que le doliera más que el cáncer, pero sí la "paralizó de alguna manera" a nivel personal porque no lo esperaba.

"Cuando yo me enfermé, aún cuando me sentí angustiada y fue un proceso muy duro, tenía tantas motivaciones para salir adelante, para buscar maneras de querer vivir y recuperarme de la enfermedad que me hacía moverme constantemente. Además tenía el amor de mi familia, tenía el amor del hombre al que yo quería, tenía la motivación de que más adelante quería ser mamá, de que me iba a casar, a hacer nuevos proyectos... Así que había un movimiento dentro de la dificultad que estaba viviendo", explicó.

Toda esa parálisis emocional que le tocó vivir quedó allí y en sus propias palabras, "gracias a Dios pasó y lo pude superar... fue en la tapa en la que más estancada estuve", añadió.

Adamari López
Credit: Instagram; Mezcalent

Un proceso que vivió intensamente y que le ayudó a impulsar su vida hacia un lugar lleno de dicha y sentimientos bonitos. "Después de eso salí ¡y he estado en constante movimiento!", reconoció entre risas.

El amor, la alegría y la ilusión reinan en su vida en la actualidad gracias a los suyos, especialmente su gran amor, Toni Costa, y, por supuesto, la princesa de sus sueños Alaïa. ¡Y eso salta a la vista, felicidades!