La conductora volvió a estar en boca de todos tras soltarse la melena y la cadera en Un nuevo día con este conjunto tan pegado que marcaba cada curva de su figura.

Por Teresa Aranguez
Octubre 16, 2020
Anuncio

Cada mañana los espectadores de Un nuevo día esperan con impaciencia que el programa arranque por dos razones. Una, para ponerse al día de los asuntos que pasan en el mundo. Y dos, ¡para ver el nuevo look elegido por una de sus conductoras estrella, Adamari López!

Todo lo que se pone, dice y hace genera comentarios y noticia, especialmente los modelitos que luce en el show matinal de Telemundo. El más reciente, un minivestido color morado con el que ella y sus compañeros apoyaron a la comunidad LGTBQ y se pronunciaron contra el acoso, generó toda una revolución.

Mientras que esta mujer PODEROSA bailaba con ese salero caribeño que Dios le ha dado y ella ha desarrollado, los comentarios sobre su dieta y su figura volvieron a ser los grandes protagonistas, la gran mayoría halagando el brillo y la belleza que siempre desprende.

Al ritmo del nuevo éxito de Paulina Rubio y Raymix, "Tú y yo", la boricua y su compañera Chiqui Baby arrasaron en la pista del programa moviendo la cadera a lo Shakira. Y claro, como suele ocurrir en estos casos los mensajes sobre si si subió, rebajó o si sigue en el mismo peso volvieron a estar a la orden del día.

El mismo cuento de siempre al que ella no le pone mucha atención porque por encima de todo y tal y como reivindica con este color morado, hay que decir no al bullying y al acoso de cualquier tipo.

La sonrisa, el saber estar y el espíritu solidario de la chaparrita fue lo que predominó por encima de si se ve mejor o peor. Y así se lo dejaron saber de inmediato sus fans. "Como siempre, espectacular", "Siempre hermosa, humilde y carismática", "Es tan auténtica", "Eres una reina en toda la extensión de la palabra", le escribieron tan solo algunos seguidores al verla danzar con tanto estilo.

No será la primera ni la última que uno de sus bailes o conjuntos colapsen las redes, es lo que tiene Adamari, siempre deja huella, haga lo que haga.