Armando Correa, el editor de People en Español, platicó con Adamari López sobre su ingreso repentino al hospital.

By Armando Correa
January 31, 2019 12:35 PM

Cuando estaba de viaje en Israel, a finales de octubre, recibí la noticia de que Adamari López estaba ingresada en el hospital. No pregunté más, no indagué en detalles, era simplemente una gripe mal cuidada. Al regresar a Nueva York comencé a leer las especulaciones sobre su estado de salud: Adamari estaba grave.

Dos semanas más tarde salió el primer comunicado de prensa con un escueto mensaje sobre su estado de salud, aclarando que la actriz y presentadora puertorriqueña se estaba recuperando de la influenza.

Ada es una celebridad que siempre ha estado en contacto con su público, solo que necesitaba su tiempo. Recuerdo cuando le detectaron el cáncer, le hicieron la mastectomía y comenzó con los tratamientos invasivos. Ella necesitó su espacio privado para procesarlo, compartirlo con su familia primero y luego con su público. Nunca lo ocultó.

Foto por Jesús Cordero para People en Español

Pero tras su ingreso repentino y el silencio en las redes sociales, en las oficinas de People en Español fuimos bombardeados con mensajes de sus seguidores preguntando por su estado de salud y con ellos un sinfín de especulaciones. Que si Adamari estaba embarazada, que si había abortado, que si se había sometido a una cirugía plástica en Colombia y se había complicado, que si se había hecho una operación en el estómago para bajar de peso.

Incluso, cuando viajé a Miami para entrevistarla y hacer una sesión de fotos antes de su regreso a Un nuevo día (Telemundo), algunos en la redacción continuaban preguntándome: ‘¿qué le sucedió realmente a Adamari? Como si yo la estuviera protegiendo y no quisiera contarles.

Por eso decidimos dedicarle esta edición. En People en Español la hemos visto batallar contra el cáncer, casarse, divorciarse, luchar por salir embarazada y aquí presentó a su hija, Alaia.

People En Español

Adamari sí estuvo grave, me confesó que su vida peligró más que cuando tuvo cáncer. Entró un día al hospital y perdió completamente el sentido del tiempo.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Para leer más sobre la crisis de Adamari y cómo se está reponiendo de la misma, adquiere una copia de la revista impresa, a la venta ya.

Advertisement