Para Érika Buenfil la madurez se debe llevar con dignidad y no intentar aparentar menor edad cuando es inexistente; por lo tanto, no está de acuerdo con aquellas famosas de 50 años en adelante que quieren vestirse como jovencitas.

By Carolina Amézquita Pino
October 31, 2018 03:46 PM

Para Érika Buenfil la madurez se debe llevar con dignidad y no intentar aparentar menor edad cuando es inexistente; por lo tanto, no está de acuerdo con aquellas famosas de 50 años de edad en adelante que quieren vestirse como jovencitas.

“Va llegando el tiempo; eso no lo puedes detener”, advirtió Buenfil a los medios de comunicación. “Admiro a las que tienen cuerpazos y se siguen poniendo ropa que no les va por edad, y se la pueden poner, pero yo no”.

La actriz dejó claro que cada etapa tiene sus cosas buenas; por lo tanto, no le pesa el paso del tiempo. Por el contrario, está “muy ubicada” y disfruta de su situación actual porque durante su juventud no se privó de nada. Ahora, es feliz como mujer madura y madre de Nicolás, un chico con 13 años de edad.

“También quererme comportar como niña de diez años, pues no me va. Entonces, hay edades. Esa es mi forma de pensar”, agregó. “Vivo el presente. No sufro por lo que fue, al contrario. Viví muchas cosas padrísimas; estuve en todos los lugares y en todas las fiestas, y siempre trabajando, siempre con novio, siempre guapa. Y ahora soy esto y sigo estando muy contenta y soy feliz. Ni pretendo estar como antes y estoy cuidada lo más que se puede, y no me da nostalgia”.

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Respecto a su primogénito, Érika Buenfil aseguró que “es un excelente niño” y ha sido, para ambos, todo un aprendizaje lidiar con todos los cambios que se van presentando. Además, dejó claro que Nicolás no pregunta por su padre, Ernesto Zedillo junior, quien ha estado ausente desde que nació.

“Estoy aprendiendo a ser mamá de un niño de 13 años y él también está aprendiendo. Vamos aprendiendo juntos. Con las discusiones normales de desobediencia”, concluyó.

 

Advertisement