Humberto Zurita debía operarse hace doce años de las vértebras; sin embargo, su pasión por la equitación y otros deportes le hicieron retrasar este cirugía. Ahora, se la ha practicado y está en proceso de recuperación.

Por Carolina Amézquita Pino
Octubre 10, 2017
Anuncio

Hace doce años, el médico le recomendó a Humberto Zurita someterse a una operación de las vértebras; sin embargo, ante las severas restricciones y complicaciones el actor prefirió posponerla. Ahora, tuvo que practicarse la cirugía porque ya era necesario.

“Yo no quería hacerlo porque son operaciones muy riesgosas y que no necesariamente vas a quedar muy bien. Entonces se me fue acumulando”, explicó Zurita al programa mexicano de televisión Ventaneando (TV Azteca). “[El doctor le dijo] ‘Humberto te tendría que haber operado hace doce años. Te prohibí volver a esquiar, te prohibí volver a montar. Afortunadamente, lo seguí haciendo porque quién me quita lo bailado”.

Este procedimiento inmoviliza al actor, quien confiesa que requerirá mucha terapia para recuperar por completo la movilidad del cuello, que de momento, está limitado en sus movimientos.

“Tengo muy poquito operado, tengo dos semanas. Traigo una placa de titanio que me lleva cinco vértebras. Casi todo mi cuello es ahora de titanio”, explicó. “La operación te la hacen por enfrente, por la tráquea. Todavía tengo problemas ahorita para comer. Es una operación de alto riesgo, muy fuerte”.

De acuerdo con el protagonista de “La Querida del Centauro” su problema se fue generando con el paso del tiempo, debido a que desde hace muchos años realiza equitación, practica salto y alta escuela.

“Tengo, bueno, tenía, porque ya no lo voy a poder hacer, una pistita de salto y tengo un lugar para trabajar en alta escuela. Entonces. Esto ha sido de caídas que he ido teniendo. Primero hice Tae-Kwon-Do mucho tiempo; luego hice acrobacia, que siento que son las cosas que me afectaron finalmente”, mencionó.

Mientras se recupera por completo, Humberto Zurita continúa trabajando en sus nuevos proyectos.