Jussie Smollett rompío su silencio para hablar del violento ataque en su contra perpetrado por dos hombres a las afueras de su apartamento en Chicago

Por Mayra Mangal
Febrero 01, 2019
Anuncio

La policía de Chicago y el FBI investigan el salvaje ataque homófobo y racista que sufrió una de las estrellas de la serie Empire (FOX) en Chicago y que lo envió derechito al hospital. Ahora Jussie Smollett ha roto el silencio sobre el aterrador encuentro demostrando que tiene un cuerpo y un espíritu inquebrantables.

“Permítanme comenzar por decirles que estoy bien”, dijo el actor de 35 años, que es abiertamente gay, en un comunicado reproducido por la revista Essence. “Mi cuerpo es fuerte, pero mi espíritu lo es aún más. Pero lo más importantes es que quiero decirles gracias. La avalancha de amor y apoyo de mi aldea tiene un significado mucho mayor al que yo jamás pueda expresar”.

Según reportes policiales hacia las 2:30 a.m. del pasado martes Smollett fue abordado cuando iba a comprar unos sándwiches a la cadena de restaurantes Subway. Los dos sujetos enmascarados supuestamente le gritaron “¿Tú no eres ese negro maricón de [la serie] Empire?”. Acto seguido le cayeron a golpes rompiéndole por lo menos dos costillas y colocándole una soga al cuello. Antes de partir lo rociaron con lejía y le gritaron el lema del presidente Donald Trump.: “Estás en un país MAGA (Make America Great Again]”.

Este jueves, mientras se le hablaba a la prensa reunida en la Casa Blanca, el mandatario hizo referencia al ataque calificando el hecho de “horrible”. “No puede haber cosa peor, a mi parecer”.

La familia del actor también emitió un comunicado por redes:

Video de la noche en que Jussie Smollett fue atacado:

Asímismo, autoridades revelaron que Smollett recibió una semana antes una carta que contenía un polvo blanco y mensajes raciales y homófobos. La carta fue recibida en los estudios de Cinespace Chicago, donde se realizan a cabo las grabaciones de la mencionada serie. El FBI está investigando dicho incidente.

Por su parte, Anthony Guglielmi, portavoz e policía de Chicago asegura que las pesquisas han comenzado por inspeccionar videos grabados por cámaras de seguridad de las calles vecinas al apartamento de Smollett, ubicado en el bloque 300 de East North Water, para encontrar pistas que puedan llevar a la captura de los sospechosos.