Según una fuente de la anglosajona People, el acuerdo cerrado oficialmente ayer entre la reina Isabel y los duques de Sussex es temporal y aunque empezará a ser efectivo en la primavera de este año, dentro de un año revisarán los puntos que acordaron de mutuo de acuerdo.

Por Nuria Domenech
Enero 19, 2020
Anuncio

Dicen que la unión hace la fuerza y la pareja conformada por el príncipe Harry y Meghan Markle se cerró en banda ante su decisión de arrancar con su particular Megxit y se lanzó en caída libre desde la realeza para emprender una nueva vida juntos en la que criar a su pequeño Archie lejos de la rigidez del protocolo de palacio.

Desde hace 24 horas, los duques de Sussex son más libres y deben estar celebrando su victoria, después del comunicado emitido ayer por la reina Isabel en el que la abuela de Harry cedía en prácticamente todos los requisitos que su nieto y su esposa exigían en su escapada y que puso a la monarquía ante las cuerdas en una de sus crisis más graves de los últimos tiempos.

Ahora bien, una fuente cercana a la realeza le contó a nuestra gemela anglosajona, la revista People, que al menos una la las condiciones de la reina fue que el acuerdo entre Buckinghan y los duques de Sussex se revisara en el plazo de un año, en lo que será un posible nuevo encuentro de los cuatro fantásticos, Harry, William, Carlos e Isabel II.

Quizá la monarca quiere poner a prueba la madurez del matrimonio, ya que Meghan y Harry le aseguraron que aunque renuncian a ser miembros de la realeza, vivirán de acuerdo a los valores que representa su majestad.

Además de dejar de ser altezas reales a partir de la próxima primavera, que es cuando se hará efectivo el acuerdo, los duques de Sussex dejarán de recibir ingresos de parte de los fondos públicos para poder trabajar de forma independiente. También se comprometieron a devolver los más de dos millones de libras que se gastaron en la polémica remodelación de su casita en el Reino Unido, cedida por la reina