María Francisca Rocha

En el mes de los enamorados, hay un sólo color que es amo y señor: el rojo. ¡Cómo no!
Anuncio