La cantante reconoce que cometió un error al tomarse imágenes en sitios prohibidos de Chichén Itzá

Anuncio
Thalía
Credit: Getty

Thalía aún no olvida el bochornoso revuelo que provocaron las fotos que se tomó en lugares prohibidos de la zona arqueológica de Chichén Itzá y aceptó que cometió un error debido a que estaba desinformada.

“Jamás imaginé que había reglas y reglas que seguir, desgraciadamente causé mucho revuelo, sobretodo con mi hermana Federica, la afecté a ella en su puesto y en sus cosas”, declaró a La oreja (Galavisión). “Yo quería enseñar las riquezas de nuestra patria a todos esos países que me han abierto las puertas”, agregó.

La artista afirmó que ya arregló todo con el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México. “Ahora estoy como una niña regañada y castigada, pero me lo merezco, porque uno no puede abusar de los tesoros nacionales”, concluyó. Menos mal que aprendió la lección.