Por Carolina Trejos
Updated Marzo 25, 2016
Anuncio
MARWAN NAAMANI/AFP/Getty Images

La controversia alrededor del conservador vestido de baño conocido como el burkini ha vuelto a reanudarse gracias a la marca británica Marks & Spencer (M&S).

M&S recientemente sacó a la venta un burkini por 49.50 libras, unos $69, que promete “cubrir tu cuerpo completo, a excepción de tu cara, manos y pies, sin comprometer tu estilo”.

La prenda obedece a una intepretación del Islam que promueve leyes de modestia que prohiben a las mujeres mostrar partes del cuerpo y el cabello.

Los partidarios del burkini señalan que creaciones como esta son una apuesta por la diversidad y la integración, mientras que otras voces consideran que este tipo de vestimenta trata al cuerpo de la mujer como vergonzoso y la discrimina, como se puede ver en los comentarios que se han registrado al respecto en las redes.

El burkini lanzado por M&S es solo un ejemplo de este tipo de prendas. Entre otras marcas que se han unido al lucrativo mercado de la moda recatada se encuentran Dolce & Gabbana, con su colección de abayas de lujo, y H&M, que recientemente usó a una modelo musulmana usando un hijab en una de sus campañas publicitarias.