La cantante salió este viernes de la clínica madrileña donde permaneció varios días tras un chequeo médico

Anuncio
Rocío Jurado
Credit: ntx fotos

Lo que parecía un simple chequeo de rutina, para Rocío Jurado se convirtió en una estancia de 10 días en la clínica Montepríncipe de Madrid. Afortunadamente, la cantante española finalmente abandonó el lugar este viernes, según informaron varias fuentes.

La cantante salió del sanatorio en un auto acompañada por un chofer y su hija, Rocío Carrasco. La seguía otro vehículo donde viajaban su marido, el diestro José Ortega Cano, así como el hermano y representante de la cantante, Amador Mohedano. Según el diario español El Mundo, Jurado saludó a quienes la esperaban a la salida y comentó que se encontraba “mejorcita”.

Originalmente, La Más Grande estuvo en Montepríncipe desde el 24 de marzo al 9 de abril, tras una estancia de tres meses en la clínica M.D. Andersen de Houston, TX, donde seguía un tratamiento para combatir el cáncer de páncreas que padece desde el 2004.