Por Alexander Mabry-Paraiso
Updated Mayo 20, 2015
Anuncio
Alix Tichelman
Credit: Dan Coyro/Santa Cruz Sentinel via AP

Una mujer acusada de inyectar una dosis mortal de heroína al ejecutivo de Google Forrest Timothy Hayes se declaró culpable de homicidio involuntario.

Alix Tichelman, una californiana a las que las autoridades han descrito como una prostituta de lujo, fue condenada a 6 años de cárcel, de los que se espera que tan solo cumpla tres, según el diario Santa Cruz Sentinel.

“Fue un accidente y ella lo siente tanto”, afirmó el abogado de Tichelman, Jerry Christensen a la corte.

Hayes fue encontrado sin vida a bordo de su yate en Noviembre de 2013. En las imágenes captadas por las cámaras del bote se puede ver a Tichelman inyectando la droga al ejecutivo, dejarlo morir y terminarse un vaso de vino antes de abandonar el lugar.

Tichelman fue arrestada en julio como parte de una operación contra la prostitución después de que regresara a Santa Cruz, escenario del crimen.

En el momento de la detención, Tichelman portaba heroína, confirmaron las autoridades a People.

El subjefe de policía de Santa Cruz, Steve Clark, describió el comportamiento de Tichelman en el video como frío y añadió que ella hizo búsquedas en Google sobre sí misma y de “maneras de borrarse del buscador”.

Hayes no fue la primera persona relacionada con Tichelman en morir en dichas circunstancias. En septiembre de 2013, su exnovio Dean Riopelle fue hospitalizado en Milton, Georgia, por una sobredosis de heroína, de la que murió una semana después.

REGÍSTRATE AQUÍ PARA RECIBIR NUESTRO BOLETÍN