Nuevos reportes indican que el padre de Lane Graves fue herido por un segundo caimán en su intento de salvar al pequeño.

Por Andrés Rubiano
Updated Julio 04, 2016
Anuncio
Orange County Sheriff's Office

El padre del pequeño Lane Graves, de 2 años de edad, habría revelado a las autoridades que fue atacado por un segundo caimán cuando trató de liberar a su hijo de las mandíbulas del animal que arrastró al niño bajo el agua de un lago en Walt Disney World el pasado mes.

Según lo reportó el sitio en línea de la revista People, Matt Graves se reusó a dejar el lugar en donde vio a su hijo desaparecer ante sus ojos y luchó para salvarlo, de acuerdo con un correo electrónico enviado por el capitán del departamento de bomberos de Reedy Creek, Tom Wellons.

En el coreo, que fue obtenido por el diario local Orlando Sentinel, Wellons asegura que luego de revisar las heridas de Graves logró convencerlo de que necesitaba recibir atención médica en el hospital.

El email además describe cómo en el momento de la tragedia los padres del pequeño entraron en estado de conmoción. “Esta dulce pareja insistía en mostrarme fotos de su feliz hijo … [la] madre se refería a él como su ‘niño feliz'”, habría escrito Wellons.

El pequeño Lane se encontraba en la orilla del lago Seven Seas en el Grand Floridian Resort and Spa cuando fue atacado por el caimán. Tras horas de una intensa búsqueda por parte de las autoridades a cargo, el cuerpo sin vida del pequeño fue encontrado intacto en el fondo del agua.