Por Tania Cháidez
Updated Junio 13, 2014
Anuncio
Credit: Jason Merritt/Getty Images for Veuve Clicquot

Al jugador de polo argentino Nacho Figueras la paternidad le cambió la vida.

“Ser padre es lo mejor que me ha ocurrido en la vida. Me da concentración y dedicación, lo que realmente me ha ayudado a ser mejor deportista”, explica el deportista a People en Español.

Figueras intenta inculcarle a sus cuatro hijos —Hilario, Aurora, Artemino y la pequeña Alba— los valores y las enseñanzas que a su vez le heredó su padre.

“He aprendido todo de mi padre. Fue y es un gran padre, y ahora que yo también soy padre, me doy cuenta de hacia dónde iba con tantas cosas que en ese entonces yo no comprendía”, nos dice. “Lo que es más importante, me enseñó que nada es imposible si uno realmente lo desea y trabaja arduamente para conseguirlo”.

El argentino, casado con la fotógrafa Delfina Blaquier, es el embajador de la marca Ralph Lauren, algo que para sus hijos resulta un juego.

“Les parece gracioso que su papá esté en los avisos publicitarios, así que realmente lo disfrutan. Ellos también aparecen en algunos comerciales de televisión y les encanta hacerlo”, dice.

Regístrate aquí para recibir nuestro boletín.