Por Alexander Mabry-Paraiso
Updated Febrero 22, 2016
Anuncio
ABC News

Virginia McLaurin tenía un deseo para su cumpleaños 106: visitar la Casa Blanca y conocer al presidente de los Estados Unidos.

“Pensé que nunca viviría para entrar en la Casa Blanca. Y les digo una cosa, soy tan feliz”, dice la tierna ancianita tomada de la mano por Barack Obama y la primera dama Michelle.

McLaurin no disimuló ni un ápice su alegría y se puso a bailar al ver cumplido su sueño.

“¿Cuál es el secreto para bailar así a los 106 años?”, le pregunta Michelle Obama. “Seguir moviéndose”, le contesta McLaurin, en la grabación de ABC News.

Virginia dedica unos segundos a contemplar orgullosa a su presidente. “Un presidente negro”, comenta, y añade tras girarse hacia la primera dama: “Una esposa negra”. “Esa soy yo”, le contesta Michelle.

“Estoy aquí para celebrar la historia de la raza negra”, explica la centenaria, que logró hacer realidad su anhelo gracias a una petición que surgió en las redes sociales.