Por Nohelia Castro
Updated Diciembre 09, 2015
Anuncio
Jun Sato/WireImage

Para abrir el año nuevo con broche de oro, Miranda Kerr decidió posar como Dios la trajo al mundo en la primera portada del 2016 de la edición australiana de la revista Harper's Bazaar.

La modelo de 32 años mira seductoramente a la cámara del reconocido fotógrafo Steven Chee mientras presume de sus curvas en el balcón de un hotel de Los Ángeles.

Las únicas prendas de vestir que porta la supermodelo australiana son unos tacones estilo pumps con brillantes color rosa de Christian Louboutin, de Alinka, anillos de Sarah & Sebastian y un collar de Swarovski.