Los Marlins de Miami rindieron un emotivo homenaje al fallecido José Fernández y anunciaron que retirarán el número del lanzador.

Por Mayra Mangal
Updated Septiembre 27, 2016
Anuncio
Credit: AP Photo/Wilfredo Lee

La clásica canción de “Take me out to the ball game” entonada con una trompeta tuvo un aire sombrío el lunes cuando los Miami Marlins volvieron al campo de juego tras perder a una de sus más brillantes estrellas, el lanzador José Fernández.

El pelotero de 24 años nacido en Cuba murió de forma trágica al estrellarse su bote contra un rompeolas a altas horas de la madrugada en un incidente en el que también perdieron la vida sus amigos Eduardo Rivero y Emilio Macías.

Tras cancelar el juego que el equipo tenía programado para el domingo contra los Bravos de Atlanta, los jugadores regresaron para imponerse al día siguiente a los Mets de Nueva York.

En el partido, todos los jugadores usaron un jersey que llevaba estampado el apellido y número de Fernández, el 16, que será retirado por los Marlins.

Al final del partido, los jugadores formaron un círculo y rezaron una oración por el jugador, colocando al final sus gorras sobre el montículo de los lazadores.

Las lágrimas y el pesar sobrecogieron a muchos de sus compañeros, visiblemente apesadumbrados.

Fernández deja como sobrevivientes a su abuela, su madre y su novia, Carla Mendoza, que espera un hijo del deportista.