Por Tania Cháidez
Updated julio 09, 2014
Anuncio
VI Images via Getty Images

Cuando esta tarde las selecciones de Argentina y Holanda se enfrenten buscando su pase a la final del Mundial de fútbol, muchos se preguntarán de qué lado se inclina el corazón de Máxima, la reina consorte de los Países Bajos que nació y se crió en Argentina.

¿Apoyará a Lionel Messi y a sus compatriotas o celebrará los goles que puedan marcar sus súbditos holandeses?

A esta pregunta, el servicio de prensa de la corona holandesa afirmó rotundamente: “La pareja real apoya al equipo de los Países Bajos”, informó la agencia AFP.

La reina consorte ya se vio en este dilema cuando la naranja mecánica se enfrentó a la selección albiceleste en el Mundial de Alemania de 2006. Entonces Máxima declaró:”los resultados de Argentina son importantes para mí, pero soy holandesa”.

Por suerte, para la aficionada del Racing Club de Avellaneda en ese encuentro los dos equipos empataron.

Cuando Argentina venció a Holanda 3 a 1 en la final del Mundial de 1978 disputado en el país suramericano, Máxima tenía 7 años y su padre Jorge Zorreguieta era miembro de la administración del régimen miliar argentino, de una de las dictaduras más sangrientas de Latinoamérica.

La tesitura de la esposa del rey Gullermo ha llamado la atención de la prensa. El periódico español El Mundo titula “La reina argentina de los holandeses ante una ‘Maxima' disyuntiva”, mientras el Clarín de Argentina se pregunta “¿Por quién hinchará Máxima en Argentina-Holanda?”. A su vez, el rotativo holandés De Telegraaf asegura que “Máxima tendrá un equipo al que animar en la final” y el diario deportivo argentino Olé cuestiona si la reina argentina “¿hichará por su tierra natal o la adoptiva?”

La discusión saltó de los medios de comunicación a estos memes, que ya circulan por las redes.