Anuncio
Mary-Kate y Ashley Olsen
Credit: Gary Gershoff/WireImage

Hace unas semanas Renée Zellweger sorprendió al mundo con su cambio de look y desató los rumores sobre una posible cirugía estética. Ahora es Mary-Kate Olsen la que, tras posar con su hermana gemela Ashley en un evento en Nueva York, ha levantado algunas sospechas sobre su rostro.

Si los retoques nunca pasan inadvertidos, es incluso más difícil ocultarlos cuando tienes una gemela. Las hermanas Olsen, inseparables desde que protagonizaron el mismo papel en Full House, trabajan como diseñadoras de su propia marca Elizabeth & James y suelen acudir juntas a alfombras rojas, inauguraciones y fiestas.

En la imagen, el rostro de Mary-Kate, de 28 años, se ve más rígido y alargado, con la nariz más afilada, los pómulos más marcados y menos líneas de expresión. Cambios que se hacen más evidentes con el cabello retirado.

Habitual de los medios de comunicación por sus problemas con la anorexia en el pasado, y su romance con Olivier Sarkozy, de 45 años en el presente, Mary-Kate ha despejado para siempre las dudas sobre quién es quién en este par de gemelas.

REGÍSTRATE AQUÍ PARA RECIBIR NUESTRO BOLETÍN