Por Joaquim Utset
Updated Enero 25, 2016
Anuncio
Jon Kopaloff/FilmMagic

Si bien tienen un anillo de 35 kilates que se debe ver desde el espacio, hay un gran obstáculo que impide a Mariah Carey y su prometido, el multimillonario australiano James Packer, celebrar su anhelada boda. La razón es simple: ambos están aún casados.

Según el portal de TMZ, la cantante no ha finalizado su divorcio de su ex y padre de sus mellizos, Nick Cannon, con quien le falta llegar a un acuerdo en ciertos aspectos financieros de su separación. Lo más probable es que acaben superando las diferencias, luego de que la relación entre ambos haya mejorado, pero el hecho es que siguen oficialmente casados.

Lo mismo le sucede al empresario, que pese a llevar casi 3 años separado de su anterior media naranja, la actriz Erica Packer, no ha conseguido finalizar su divorcio por la supuesta lentitud de la legislación australiana, según TMZ.

A los dos tortolitos no les quedará más remedio que esperar.