Marco Rubio seguirá en el Senado después de ganar con claridad a su rival demócrata.

By Joaquim Utset
November 09, 2016 02:02 AM
John Parra/WireImage

Marco Rubio logró ganar un segundo mandato como senador de la Florida tras derrotar con claridad al congresista demócrata Patrick Murphy, quien aspiraba a derrotar al cubanoamericano aprovechando su revés en las primarias presidenciales. 

“Vamos a recuperar este país. Tengo fe. Sé que Dios tiene aún cosas buenas para Estados Unidos”, dijo Rubio, rodeado de su familia, tras conocerse los resultados, que le daban casi 10 puntos de ventaja.

“Aunque podemos estar en desacuerdo, no podemos convivir en un país en el que la gente se odia por su afiliación política. No podemos avanzar como país si no podemos debatir con altura sobre asuntos difíciles”, agregó. 

Murphy, de 33 años, describió en la campaña a Rubio como un legislador ausente demasiado cercano a Donald Trump, quien lo había humillado en las primarias presidenciales republicanas llamándolo “el pequeño Marco” y ganándole en su propio estado de la Florida.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Además, el cubanoamericano de 45 años había asegurado que no aspiraría a la reelección, para luego cambiar de idea y buscar un segundo mandato de sesi años por considerar indispensable mantener una mayoría republicana en la cámara alta del Congreso.

Rubio respondió a los ataques acusando a su rival de ser un congresista sin grandes logros, cuyo único gran ventaja en la vida era la fortuna de su familia.

Murphy contaba con el apoyo de los latinos para derrotar al senador, al que trató de vincular constantemente con las posiciones contra los inmigrantes de Trump. No le fue suficiente.

Advertisement


EDIT POST