Entre su trabajo en ese restaurante y sus estudios encontró tiempo para ganar una fortuna. 

Por Celeste Rodas de Juárez
Updated Agosto 18, 2016
Anuncio
McDonalds
Credit: Credit: Mohd Samsul Mohd Said /Getty Images

A los 16 años, Robert Mfune, un joven de origen sudafricano que vive en Gran Bretaña, comenzó a trabajar en McDonald's a la vez que combinaba su trabajo con sus estudios y un hobby muy especial: explorar en el mundo de las inversiones financieras o “trading online”.

Pronto Mfune descubrió que tenía un gran talento para este tipo de transacciones y comenzó a darse sus “pequeños lujos”. Uno de los primeros, cuando sólo tenía 17 años, fue comprarse un automóvil Bentley (valorado en unos $170,000). Y, quizás como presagio de lo que le venía en el futuro, lo compró color oro.

Su historia le está dando la vuelta al mundo y, como es de esperarse, los cibernautas ya comenzaron a compartirla en las redes sociales. Debajo de estas líneas aparece uno de esos muchos mensajes.

Sin embargo, el exitoso inversionista, que ahora tiene 19 años y ya es millonario, no sólo se ha dado gusto él. También le compró una casa a su madre y le regaló un auto.

Por los mensajes que coloca en su cuenta de Instagram, se puede ver que tampoco se olvida de Dios ni de sus amigos. En el que aparece debajo de estas líneas, escribió: “Miro hacia arriba al Creador en todo momento. Muy agradecido de las personas cercanas a mi alrededor”.

El ahora exempleado de McDonalds actualmente invierte su dinero en cafeterías y bienes raíces tanto en Gran Bretaña como en Sudáfrica.