Por Pilar Sopeséns
Updated Octubre 21, 2014
Anuncio
J. Vespa/WireImage; Steve Granitz/WireImage

Aunque estamos acostumbrados a verla cambiar el color y la largura de su pelo, incluso a subir o bajar de peso por sus papeles, en esta ocasión, Renée Zellweger ha sorprendido a todos con su cambio de look por dejar de parecerse a ella misma.

Zellweger en 2001 y 2011 respectivamente.

La actriz de 45 años asistió este martes a la entrega de los premios ELLE Women In Hollywood con un ajustado vestido negro de Carolina Herrera que acentuaba su figura menuda y zapatos Louboutin. Pero lo que más llamó la atención fue su cara, sin apenas arrugas en la frente, el rostro menos redondeado y los ojos más abiertos.

A menudo cuestionada por su regimen de belleza, Zellweger nunca ha admitido haberse sometido a cirugías plásticas. El año pasado en una entrevista al diario británico The Express comentó sobre los rumores que apuntaban a que padece anorexia: “Mi estilo de vida incluye mantenerse sano yendo al gimnasio. Cuando lees que te has estado matando de hambre, es injusto y decepcionante”.

Renée Zellwegger en 2014 y en 1999.

Conocida por películas como Jerry Maguire, Chicago o Bridget Jones's Diary, cinta para lo que tuvo que ganar bastante peso, el aspecto de la actriz ha estado siempre en el ojo del huracán.

¿Será que en esta ocasión ha recurrido al bisturí para hacer frente al paso del tiempo?

REGÍSTRATE AQUÍ PARA RECIBIR NUESTRO BOLETÍN