By Tania Cháidez
Updated May 27, 2014
KENZO TRIBOUILLARD/AFP/Getty Images

Kim Kardashian y Kanye West decidieron disfrutar de su luna de miel sin tener que cambiar pañales o levantarse a mitad de la noche.

Los recién casados volaron en un avión privado a la ciudad irlandesa de Cork, sin su pequeña North, despué de su boda en Florencia el sábado.

FOTOS: Filtran en Instagram la primera imagen de Kim Kardashian vestida de novia

Mientras sus papás disfrutan de su amor en Irlanda, la niña se quedó a cargo de su abuela, Kris Jenner, según confirmó una fuente a People.

RELACIONADO: Por qué Rob Kardashian no asistió a la boda su hermana Kim

“(La pareja) tiene pensado quedarse en Europa una semana o dos después de la boda, hasta que Kanye tenga que presentarse en los X Games”, comentó la fuente a la revista.

RELACIONADO: Kim Kardashian y Kanye West escogieron trajes de Givenchy para su boda

Los recién casados se hospedaron en el Resort Castlemartyr, al este de Cork, informó el portal Irish Independent.

El hotel cinco estrellas cuenta con más de 89 hectáreas que incluyen un lago, arroyos, vida silvestre y espectaculares jardines, así como un spa con múltiples tratamientos de belleza y salud, gimnasio, piscinas y campo de golf.

Kim y Kanye eligieron este histórico establecimiento que “fue construido en el año 1210 por los caballeros templarios, una de las órdenes cristianas más famosas”, según explica la web del resort.

Desde la suite presidencial la pareja podrá apreciar las increíbles vistas de un viejo castillo y sus jardines.

La señora y el señor West también tendrán a su disposición actividades como tiro al arco, croquet, pesca o tiro al blanco con platos.

La luna de miel en Irlanda podría tener un gran valor sentimental para la pareja, ya que en 2012 Kardashian sorprendió a West en Dublín para celebrar el cumpleaños del cantante cuando presentaba su gira Watch the Throne en la capital irlandesa.

Advertisement