Kim Kardashian confesó que está sufriendo de ansiedad, a poco más de un mes del violento asalto que vivió en París. 
Anuncio
Kim Kardashian West
Credit: Splash News/The Grosby Group

El violento episodio que sufrió Kim Kardashian dentro de un hotel en París está dejando secuelas en su estado de ánimo y ahora la diva de la telerralidad se ha abierto sobre los episodios de “angustia” y “locura” que ha vivido a un mes del asalto.

Fue en el más reciente episodio de Keeping up with the Kardashians (E!) que Kardashian West abordó el tema. En un momento del programa transmitido este domingo se le muestra en un auto al lado de su gran amigo Jonathan Cheban y dice: “He tenido ansiedad últimamente. No soy la misma persona”.

En la misma emisión se aprecia a Kim hablando con su madre, Kris Jenner, sobre los problemas de salud de su hermana, la modelo Kendall Jenner, quien recientemente cumplió 21 años de edad, y quien padece de parálisis de sueño.”Mi mente se vuelve loca”, confiesa Kim a su madre.

Kendall y Kris haciéndose un selfie en KUWTK:

Kendall y Kim en KUWTK:

“Cuando te metes en tu propia cabeza es aterrador y no quieres que la cosa pase al siguiente nivel”, respondió la madre al respecto. “Es muy debilitante…y no puedes vivir la vida”.

Jenner hace una reflexión a cuadro preguntándose cuál es la mejor salida para sus hijas. “Es realmente irónico que Kim y Kendall estén pasando por cosas similares”, aseguró en el show. “A lo mejor hay alguna manera de que ambas se ayuden mutuamente para manejar su ansiedad”.

En el show se muestra cómo una terapista acude al rescate de Kim y su hermana y les instruye con mecanismos para lidiar con la ansiedad, los cuales ponene a prueba en el show.

“Pienso en eso todo el tiempo” dijo angustiada Kardashian a la terapeuta. “Solo quiero superar la ansiedad y vivir la vida…Nunca tuve ansiedad y quiero recuperar mi vida”.

Kardashian, de 36 años, se ha recluído prácticamente en su hogar de Los Angeles tras el salto en el que fue abandonada atada de manos y pies en el baño de su hotel tras sere despojada de más de 10 millones en joyas y objetos personales.

Una de las pocas ocasiones en que se le ha visto en público fue durante el cumpleaños de su hermana Kendall el miércoles pasado en el que hizo una breve aparición acompañada de su marido, Kanye West.

“Como no hay cura para la ansiedad tienes que controlar tus sentimientos”, reflexionó Kardashian, en una de las escenas finales del show -donde aparece haciendo yoga en el jardín- “Tienes que controlarlo”. Ni duda cabe.