Por Michelle Oyola
Updated Octubre 21, 2013
Anuncio
Credit: The Grosby Group

Kim Kardashian habló por primera vez —después de haber dado a luz a su hija North en junio— sobre cómo bajó de peso y sobre su nuevo estilo post-embarazo.

En entrevistsa con el Sunday Times británico, la socialité de 33 años dijo que la dieta de Atkins la ayudo a bajar esas libritas de más. “Quince años atrás, probé la dieta de Atkins con mi padre y ambos rebajamos bien rápido”, aseguró Kardashian. “Y aún la sigo haciendo. También tengo mis días en que hago trampa, pero cuando estás amantando, realmente no puedes morir de hambre”.

La novia y madre de la hija del rapero Kanye West admitió que aún le faltan unas cuantas libras por rebajar, y que ahora que es madre no ha tenido tiempo de hacer ejercicio tan a menudo.

“No he hecho mucho ejercicio, solo porque he estado muy ocupada con la bebé y no quiero dejarla. Cuando yo era niña, nuestros padres siempre se ejercitaban, por lo que siempre ha sido muy importante para nosotros. Todos amamos hacer ejercicio”.

La pequeña North ha influenciado el nuevo estilo de Kardashian.

“Me quiero vestir con colores más claros”, confesó Kim. “Pienso que a North se la ve muy linda con los colores claros y eso me hace dar ganas de ponerme colores claros. North no suele vestir de rosado. Ella viste colores malva o de rubor, no el típico color rosado de bebé”.

Khloé Kardashian, de 29 años y quien es la hermana menor de Kim, también habló en la entrevista y reveló que, a la hora de elegir la ropa de su hijita, Kim puede ponerse difícil.

“[Ella] es muy exigente cuando se trata de la ropa de North. Tengo miedo de comprarle cualquier cosa”, dijo Khloé.

Pero Kim admitió que su novio tiene también mucho que ver en cómo viste ella. “Me pongo algo y él dice: ‘No, eso no se te ve bien'. Y yo le tengo confianza”, expresó.